Miss Universo 2019: Después de la tormenta, llega la igualdad con la primera mujer trans

241 Vistas

El concurso que reconoce la belleza se renueva con la participación de la española Ángela Ponce, la primera mujer trans en soñar con el título.

“Todas las candidatas tienen su luz propia, pero estoy buscando una mujer con estrella, que pueda diferenciarse y que sea un huracán por dentro, con mucha fuerza interior, para que pueda diferenciarse en un certamen como Miss Universo y pueda traer la corona otra vez a Colombia”, dijo Taliana Vargas, integrante del jurado que el pasado 30 de septiembre eligió a la vallecaucana Valeria Morales.

No se equivocó la samaria. Si estaba buscando a una señorita que no fuera como las demás, la encontró. Aún sopla el espiral que dejó la caleña cuando le preguntaron si estaba de acuerdo con la participación de Ángela Ponce, la mujer trans española que este domingo también competirá por ser la más bella del planeta en Bangkok, Tailandia. “El reinado de belleza, como el de Miss Universo, es para mujeres que nacieron mujeres. Creo que hay que respetarla, pero no compartirla”, respondió Morales.

Sus declaraciones arreciaron como una tormenta al país ibérico, en donde esa elección no fue un tema de debate. Tras varios titulares, la nacida en Sevilla hace 27 años aplacó la discusión en su Instagram. “Yo sí la respeto y respeto que esa sea su opinión, pero no quiero llegar a Miss Universo con ningún prejuicio hacia ella. Mi finalidad es dar a conocer mi realidad y hablar al mundo un poco sobre la educación en la diversidad, que es tan escasa, un factor importante y que sin duda terminaría con tanto bullying, prejuicios y violencia. Pido respeto, tanto para mi compañera como para mí”. 

Las palabras de la colombiana reflejan la posición de un sector que todavía piensa que es mujer la persona que nace con vagina. Con una compañera en la redacción de Cromos duré una tarde discutiendo las razones por las que Ponce y cualquier mujer trans puede presentarse donde quieran. Sergio, el estilista que me despunta el pelo, que se identifica en el movimiento LGBT porque es gay, está en desacuerdo con la inclusión de mujeres trans en Miss Universo. “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda, le escribí por Twitter a ese hombre que quiere ser lo que no es”, me dijo.

Ponce está resistiendo los coletazos de la discriminación por ser la primera mujer trans en Miss Universo. Pasará a la historia por abrir el camino para que otras integrantes de la comunidad LGBT se animen a hacerlo, a pesar de los prejuicios. La colombiana, gane o no, también pasará a la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 6 =