Sospechosa contratación para el Plan de Alimentación Escolar (PAE) en Soledad, por 13 mil millones de pesos

Agrosocial maneja contratos en Soledad y Malambo, en la administración de Efraín Bello, contrató 2.900 millones de pesos y con Rumenigge Monsalvo 3.200 millones de pesos para el Plan de Alimentación Escolar, en Soledad está por 13 mil millones de pesos.

648 Vistas

En vísperas de un debate electoral y los intereses de elegir senado y cámara en el Municipio de Soledad, y estructurar una candidatura presidencial del Centro Democrático, están llevando al alcalde de Soledad, Rodolfo Ucrós Rosales, a comprometer el presupuesto de la ciudad en contrataciones lesivas con el afán de resolver temas jurídicos en acciones políticas.

Se adjudicó la licitación pública SG-LP 03-2021-004 cuyo objeto es: “suministro y distribución de complementos y almuerzos para la población prioritaria de las instituciones educativas oficiales del municipio de Soledad, de acuerdo a los lineamientos técnicos, administrativos y financieros del Programa de Alimentación Escolar-PAE, expedidos por el Ministerio de Educación Nacional, y demás disposiciones requeridas por la entidad territorial; según la Resolución No 29452 del 2017, Resolución No 0006 del 25 de marzo del 2020, Resolución 0007 del 16 de abril de 2020, y demás normativas que determine el Ministerio de Educación Nacional”.

En este orden de ideas esta convocatoria podría estar viciada de legalidad cuando estamos en plena pandemia y el retorno a clases presenciales, llamada alternancia que no exige el 100% de los estudiantes en las aulas de clases, el señor alcalde Rodolfo Ucrós Rosales, adjudica un contrato de 13 mil 709 millones de pesos para ser ejecutados en 119 días, mediante evaluación definitiva del 13 de mayo de 2021 y adjudicado mediante Resolución No 14-05-2021-001 de mayo 14 de 2021, es decir, un día después del informe de evaluación definitiva, a la UNIÓN TEMPORAL RIBERA DEL RIO, representada legalmente por Kelly Primo Pereira. Esta es una de las modalidades y vacíos de la Ley 80 de 1993, en la cual permite que se conformen Uniones Temporales y Consorcios para contratar y posteriormente desparecen o son liquidados, esta es una de las forma para desangrar las finanzas de un ente territorial mediante cuantiosas contrataciones.

la UNIÓN TEMPORAL RIBERA DEL RIO, esta conformada por la CORPORACIÓN PARA EL FOMENTO DEL BIENESTAR SOCIAL (FOMBISOL), representada legalmente por Liliana Lucía Ordoñez Vergara, identificada con la cédula de ciudanía No 64.586.085 expedida en Sincelejo.

En el registro de cámara de comercio esta ONG en su objeto social da la impresión de ser una entidad montada con una registro de cámara de comercio de una institución cuya antigüedad habría sido comparada, porque registra unos activos totales por 3 mil 824 millones de pesos y el valor del patrimonio registrado es de un millón de pesos (1.000.000.oo), y con ese patrimonio no se pueden administrar 13 mil millones de pesos, es decir, que esta ONG no podría estar habilitada para conformar el Consorcio UNIÓN TEMPORAL RIBERA DEL RIO, causa extrañeza que la dirección del domicilio principal esté en el Municipio de Soledad, en la Calle 15 No 21-3, que debe ser calle 15 No 21-03, y los más sorprendente es que la dirección concuerde con la ubicación geográfica de una concejal de Soledad, lo que se constituye en un tema de investigación.

Siguiéndole el rastro a esta ONG sin ánimo de lucro encontramos que estaba en Barranquilla, pero no registra dirección ni su representante legal y su actividad principal era giro, sin sabe si se refiere a un punto de recibo y retiro de giros, tampoco registra empleados. En otra búsqueda aparece como domicilio principal la Carrera 21B No 44-50, en Barranquilla.

En el seguimiento no aparece con ninguna representación importante en materia de contratación Estatal, lo que nos hace presumir que es un institución sin ánimo de lucro la cual adquirieron su antigüedad para poder incluirla en el Consorcio, o en su defecto es una fachada para manejar el contrato del PAE desde ‘La Picota’, y otras contrataciones bajo mediaciones políticas, claro sin lugar a dudas tiene que estar un pulpo detrás de estas contrataciones cuantiosas.

La señora Lilian Lucía Ordóñez Vergara, registra en un contrato de suministros de almuerzos a la Armada Nacional, Escuela Naval de Suboficiales A.R.C. Baranquilla por 2.300 millones de pesos a ejecutar en 11 meses, es decir, un restaurante callejero que contrataron para suminístrales almuerzos a los infantes y estudiantes de la Base Naval, cosa diferentes a suminístrales alimentos a los estudiantes de las escuelas oficiales en Soledad, que ameritan una minuta especial con base a nutrientes y raciones bajo vigilancia de una nutricionista, es más se ejecuta un contrato cuando no hay estudiantes en as aulas de clases y por demás estamos en plena pandemia, además la alternancia no aplica para el 100% de los estudiantes de los escuelas oficiales de Soledad.

La señora Lilian Lucía Ordóñez Vergara, registra en la UNIÓN TEMPORAL BIENESTAR SOCIAL, con Nit. 900.192.362-9 como representante legal, y registra como representante legal de igual forma de uno de los integrantes del Consorcio como la CORPORACIÓN PARA EL FOMENTO DEL BIENESTAR SOCIAL, nótese que hace parte del Consorcio pero a la vez representa legalmente a la Corporación FOMBISOL, es decir, es juez y parte.

El otro integrante es la CORPORACIÓN AGROSOCIAL, que está representada por Aleidys Esther Martínez Salas, identificada con la cédula de ciudadanía No 22.669.632 de Barranquilla, el domicilio principal es carrera 46 No 76-230 OF 6. Ambas entidades participan con el 50% del contrato.

AGROSOCIAL, registra activos totales por 5. 896 millones de pesos y un patrimonio de 324 millones de pesos, podemos observar que AGROSOCIAL, contrató 2.927 millones de pesos en el programa del Plan de Alimentación Escolar en Malambo, en la administración de Efraín Bello, lo que significa que hay un pulpo en estas contrataciones y tiene que estar relacionado con la política, debe ser un senador o exsenador de la República que está teniendo injerencia en Malambo y Soledad.

Según nuestro criterio y análisis por el sentido de una campaña política cuyos miembros y simpatizantes son muy capaces, significa que los de AGROSOCIAL, también son muy capaces de enaltecer a un gato pardo hinchado por la picadura de una pulga.

El contrato es el No LP-012-2018-MM, representada en el Municipio de Malambo por Daniel Martínez Pedrozo, identificado con la cédula de ciudadanía No 8.663.558, esto significa que para cada municipio la variante es el representante legal.

En el 2021 ya cambia la Unión Temporal y registra el señor Daniel Martínez Pedrozo, como representante legal de la UNIÓN TEMPORAL NUEVO ORIENTE, y entre los integrantes también se encuentra la CORPOPRACIÓN AGROSOCIAL, en la licitación pública No LP-003-2020 MM, aquí se evidencia todo un conglomerado para apropiarse de los dineros del Sistema General de Participaciones tanto en Soledad como en Malambo, a través del Plan de Alimentación Escolar.

En Soledad la representante legal de AGROSOCIAL, es Aleidys Esther Martínez Salas, y en Malambo, Daniel Martínez Pedrozo. Cómo explicar que la CORPORACIÓN AGROSOCIAL, tenga dos representantes legales en una misma ONG.

En esta primera parte podemos señalar que hay un plan maestro para apropiarse de los dineros del Plan de Alimentación Escolar, tanto en Soledad como en Malambo, y sin temor a equivocarnos es la misma fachada la que está manejando estos dineros en Soledad, 13 mil millones de pesos, y en Malambo 2.900 millones en la administración de Efraín Bello y del actual alcalde Rumenigge Monsalvo, 3.200 millones de pesos.

Con este tipo de contrataciones estarían buscando financiar campañas al senado y cámara desde el Municipio de Soledad y Malambo.

Elmer Rudas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

Entrada siguiente

Margarita Cabello, Procuradora General de la Nación, tiene el As de Basto en sus manos, es decir, 'El Poder'

Jue Jul 8 , 2021
Con el Bastón en la mano, la Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello Blanco, será quien decida en última instancia, lo que connota que habrá mayor corrupción y total impunidad.