El ‘Pacto Histórico’ no tiene pollo para el Gavilán de los Char, en disputa por la alcaldía de Barranquilla

Loading

Durante muchos años y después del gobierno de Bernardo Hoyos Montoya, como alcalde del Distrito de Barranquilla, reventando el esquema de los grandes poderes económicos y políticos del Distrito de Barranquilla, hasta el sol de hoy no hay un dirigente de izquierda, pero no de esa izquierda rebelde, intransigente, extremista frente a los nuevos modelos políticos del Estado, irracional y faltos de intelecto, sobre una idolología constructiva del saber político y público, sino una izquierda pensante, estratégica, capaz de diseñar un planteamiento político encausado en la Constitución política y el deber ser de la función pública, generadora de propuestas y no de confrontamientos estériles y vagos de pensamiento ideológico en las estructuras de poder y constructores de opinión ante una sociedad álgida de hombres inteligentes y revestidos de sabiduría en la gerencia de los entes territoriales, y con los principios éticos y morales para regir y administrar los recursos de los más pobres del Distrito de Barranquilla, para un bien común donde todos valoremos, defendamos y luchemos por nuestro territorio y patrimonio.

En este orden de ideas y con estos pergaminos no existe un líder que identifique a la gente popular del Distrito de Barranquilla, a esa gente noble, urgida de buenos gobernantes ante un confrontamiento de ideas y no de armas que nos lleven a la destrucción, al abandono, a la decidía, a la falta de oportunidades, por el distingo de clase social cuando los dineros del Estado son para todos y todas dentro de los preceptos constitucionales.

Por todo lo expresado nos atrevemos a decir que en el ‘Pacto Histórico’ no existe un verdadero líder que asuma esta responsabilidad y el compromiso de confrontar a los dueños del poder político y económico de los Char y otras esferas de gran poder en el Distrito de Barranquilla.

Asimismo podemos indicar que no hay una persona que tenga los pergaminos y la experiencia en la gestión pública para confrontar un debate electoral ya sea con Alejandro Char Chaljub o al que los Char designen para continuar con su poder en el Distrito de Barranquilla.

Tampoco hay un líder que tenga el carisma que tiene el señor Alex Char en los sectores populares y por ende en la clase burgués del Distrito, que le pueda arrebatar la alcaldía distrital de Barranquilla, a los señores Char.

Se podría decir que entre los únicos para no ser céntricos que podría tener esas charreteras para enfrentar a Alex Char Chaljub o a quien coloquen, es el abogado Miguel Ángel Del Río y sería una incógnita porque está ternado para ser el próximo Fiscal General de la Nación, o en su defecto el candidato a la alcaldía de Barranquilla, por el Pacto Histórico.

En contexto tendría Miguel Ángel Del Río, que desistir de ser el próximo Fiscal General de la Nación, para poder alzar las banderas del ‘Pacto Histórico’ con el firme propósito de ganar la alcaldía del Distrito de Barranquilla

Pues bien, surge otro interrogante, si no es Miguel Ángel Del Río, entonces quien asume este liderazgo para confrontar a Alex Char o a quien esta casa política designe o decida apoyar?, blanco es pero en esta ocasión la gallina no lo pone, porque no existe ese líder con la capacidad política y económica para un debate tan comprometedor como es disputar la alcaldía de Barranquilla, el primer poder en materia presupuestal después de la alcaldía de Bogotá.

En conclusión si no es Miguel Ángel Del Río, habrá que hacer cadena de oración y ayunos completos durante 120 días para que Dios muestre a ese líder o aparezca el mesías para la alcaldía de Barranquilla, por el ‘Pacto Histórico’, pero también es cierto que los milagros existen y las brujas también.

Portal Informativo LaCarreta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *