La nueva vía a Ciénaga que propone el Gobierno intercomunicará con Palermo hasta Fundación

1.204 Vistas

El corredor vial comenzaría en el corregimiento de Palermo y se extendería por 144 kilómetros hasta Fundación, Magdalena.

Construir un viaducto sobre la vía Ciénaga – Barranquilla es un proyecto muy costoso. Así lo han señalado en varias oportunidades el generador del proyecto, el Gobierno Nacional y los gremios de la ciudad, quienes han manifestado la importancia de que este corredor vial sea ampliado.
Sin embargo, al posesionarse la nueva ministra de Transporte, Ángela María Orozco, fue enfática al informar que encontró al ministerio desfinanciado, con vigencias futuras comprometidas hasta 2024 y sin espacio fiscal, por lo que aseguró que era imposible que el Gobierno destinara recursos en el corto plazo para la construcción de un viaducto para la carretera que comunica a Barranquilla con el interior del país.

No obstante, en una entrevista con os medios, la ministra Ángela María Orozco, informó que está dispuesta a realizar mesas de trabajo con autoridades y gremios de la ciudad, con el fin de buscar alternativas que permitan resolver las inquietudes y peticiones de los barranquilleros, entre las que se encuentran, principalmente, mejorar la conectividad de la capital del Atlántico con el interior del país.

Orozco sostuvo que una de esas alternativas sería construir un corredor vial por detrás de la Ciénaga Grande de Santa Marta, comenzando en Palermo y terminando en el municipio de Fundación, Magdalena.

En ese sentido, la Ministra señaló que organizará mesas de trabajo con los gremios de la ciudad, con el fin de analizar cuál sería la mejor estructura y el trazado que permita mejorar la movilidad en esta carretera.

El trazado 

En total serían aproximadamente 124 kilómetros los que se tendrían que intervenir en las vías del departamento del Magdalena, sumado a los casi 20 kilómetros que se están ejecutando en la carretera de la Prosperidad, que une a las poblaciones de Palermo y Sitionuevo.

Es decir, sería un trayecto de 144 kilómetros entre Palermo y el municipio de Fundación, pasando por poblaciones ribereñas, como Sitionuevo, Remolino, Salamina, Pivijay y Piñuelas.

El presidente del Comité Intergremial del Atlántico, Ricardo Plata Cepeda, explicó que con este nuevo trazado se podría “desalojar” la carretera Barranquilla-Ciénaga del gran tráfico de tractomulas y transporte pesado que va desde y hacia el interior del país.

Asimismo —manifestó— se le daría más sentido a los tres carriles que tendrá el nuevo Puente Pumarejo que actualmente se encuentra en ejecución. “Esta nueva vía podría recoger todo el tráfico que viene y sale de Barranquilla para los santanderes y el altiplano cundiboyacense (…) tendríamos que hacer mesas de trabajo para ver qué papel juega el Gobierno y si por lo menos va a terminar el tramo hasta Salamina, que inicialmente era parte de la vía de la Prosperidad”, indicó el dirigente gremial.

Condiciones 

Ricardo Plata fue enfático al manifestar que aunque el Gobierno plantee un nuevo trazado, no se debe abandonar el proyecto de ampliación de la vía Barranquilla-Ciénaga.

Reiteró que se deben buscar alternativas para que se construya la vía con los requerimientos ambientales necesarios, que permitan proteger la naturaleza de la zona. “El Gobierno debe tener más participación en la APP, para que no sea el usuario de la vía quien tenga que pagar por ella, aunque ya de por sí la vía tiene dos peajes y es bastante costosa”, señaló Plata.

Plata aseguró que los gremios de la ciudad no están en contra de explorar otras alternativas, siempre y cuando eso no conlleve a “olvidar” la doble calzada de la vía Barranquilla-Ciénaga.

“Se debe hacer lo que se tenga que hacer para que la carretera no quede afectada por la erosión costera, porque sería muy grave que se terminen acabando algunos tramos. La carretera se debe proteger con doble calzada o sin doble calzada”, enfatizó Plata Cepeda.

Vida a los pueblos ribereños 

Quienes más se verían beneficiados por la construcción de este corredor vial serían los habitantes de los municipios ribereños del lado del Magdalena.

Con la ministra se realizó un recorrido por el tramo que comunica a los municipios de Sitionuevo y Remolino, en donde las condiciones de la única vía que los conecta están en pésimas condiciones.

Luis Morrón, secretario de Planeación de Remolino, aseguró que los habitantes del pueblo “padecen” cada vez que van a transportarse hacia los municipios cercanos o hasta Barranquilla.

Precisó que muchos de ellos tienen como única opción el transporte por lancha que sale desde ese municipio y el de Sitionuevo y llega al puerto de Sabanagrande, en Atlántico. De acuerdo con el funcionario, las personas deben destinar más de $20 mil pesos diarios para poder salir de Remolino.

“Es un problema de toda la vida, la única vía está pésimas condiciones y cuando llueve se pone prácticamente intransitable (…) ojalá y extiendan la vía por lo menos hasta Salamina, eso mejoraría la calidad de vida de todos los habitantes”, manifestó Morrón.

Elmer Rudas

Entrada siguiente

Iván Márquez, Romaña y 'El Paisa' dicen que extradición de 'Santrich' pondría fin a la paz

Mié Nov 21 , 2018
1.204 VistasLos ex jefes guerrilleros indican que el Congreso modificó el alma del acuerdo final. En una carta de tres […]