Le cantaron la tabla a Luis Carlos Sarmiento, “el país no es su finca” le dijo Angélica Verbel

Loading

El empresario Luis Carlos Sarmiento, dueño del Grupo Aval y otras empresas del país, era quien se estaba creyendo el dueño de las decisiones económicas de Colombia y de las atribuciones del Congreso para beneficiarse de la exoneración de impuestos y encarnar las grandes contrataciones en el territorio colombiano desde el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, o quizás antes.

Con las propuestas de gobierno del presidente electo Gustavo Petro Urrego, al afirmar que los grandes latifundistas que se han apropiado de enormes extensiones de tierras y muchas producto del desalojo forzosos a los campesinos de la región, y hoy están viendo amenazadas sus propiedades o porque van a tener que pagar impuestos o vender sus tierras improductivas al Estado.

Esta situación tienen en alerta a este sector porque consideran que el presidente Gustavo Petro les va a expropiar sus tierras.

 Luis Carlos Sarmiento Ángulo, se pronunció sobre la administración de Gustavo Petro durante la inauguración de la nueva calzada Chirajara-Fundadores, en la ruta que de Bogotá conduce hacia Villavicencio, indicando “Primero que todo, se respetan los derechos adquiridos. Aquí no se viene con el cuentico de que vamos a cambiar todo esto y vamos a expropiar a todo el mundo. No señor. Aquí se trabaja con inteligencia: se diseñan los proyectos, se diseñan los mejoramientos, se hace la inversión y luego con la inversión se compensa a cada persona que puso su tierra, con valor equivalente de una tierra con toda clase de servicios públicos, con comunicaciones. Tenemos que soñar en lo que esto merece ser”, dijo Sarmiento.

Al quite le salió la excandidata al senado por la lista del ‘Pacto Histórico’ y le cantó a tabla pero con todos los detalles sin omitir una coma; “Este país no es su finca, señor Sarmiento Ángulo; este es el país de todas y todos, y usted no puede expresarse así de las reformas que el pueblo exige para poder vivir bien. El pueblo se cansó de que usted, junto a otras familias, usen el Estado para apalancar sus negocios privados”. Esto es muy cierto así lo había asimilado el señor expresidente Álvaro Uribe Vélez, y también se lo estaba creyendo Luis Carlos Sarmiento, los dueños del país política y económicamente.

A la crítica de Verbel se le unió el senador del Polo Democrático Iván Cepeda. “Al país ya no lo van a manejar como a una finca. Se acabaron las órdenes bravuconas de capataces y magnates. Solo valen diálogo y argumentos”, dijo. El congresista no mencionó a Sarmiento, pero está claro que se refería al reconocido ingeniero.

Desde la campaña presidencial, Petro anticipó que buscaba una redistribución de tierras entre los colombianos de escasos recursos económicos que estén en condiciones de ponerla a producir, y a esto es a lo que los monopolios económicos le tienen pavor, o pánico, a una reforma agraria.

Cecilia López Montaño, Ministra de Agricultura en el gobierno de Gustavo Petro

Para cumplir el objetivo, anticipó una reforma agraria que ya ha venido ventilando la ministra designada de Agricultura, Cecilia López. Ella le dijo a los medios que no pretenden expropiar, pero sí que el Estado compre las tierras subutilizadas para redistribuirla entre quienes estén en capacidad de ponerlas a producir, buscando que se dinamice la economía, generando empleo y reduciendo los niveles de hambre.

“Quiero retomar la frase de Gustavo Petro: aquí se va a hacer capitalismo, pero lo que se va a acabar es el feudalismo, que se da fundamentalmente en el sector rural, donde hay unas personas que tienen inmensas propiedades y esperan cómo se valoriza una tierra. Eso no puede seguir, eso es feudalismo, los grandes dueños de extensiones de tierra que simplemente esperan para engordarla y venderla por metro cuadrado. Esa gente, en este momento, será objeto de la reforma agraria. Si no quiere vender, que pague impuestos”, concluyó López.

Portal Informativo LaCarreta