Manos criminales quisieron asesinarme y al no lograrlo planearon como privarme de la libertad: Elmer Enrique Rudas

Fabricando testigos, montando falsas declaraciones, con sobornos por medio de contratos, seguimientos ilegales con presiones, amenazas y ofrecimientos económicos, diseñaron todo un plan macabro para poder asesinarme y al no lograr su objetivo buscaron los medios para privarme de la libertad.

Inmersos en un debate político por la alcaldía de Soledad, donde me constituí en un crítico de la señora Beatríz Barraza, candidata de la administración del señor Joao Herrera Iranzo, quien pretendía perpetuarse en el poder con sus aliados mas cercanos y de su entera confianza como Jairo Garzón Rocha, Rosa Madera Sánchez, Tulia Mosquera, entre otros, habría sido el detonante para planear como asesinarme y sacarme del camino con el objetivo de no permitir acabar con la campaña de su protegida y en quien veían era su sucesora en la administración de Soledad, por los próximos cuatro años, era indispensable quitar del camino la piedra que les estaba haciendo daño políticamente para lograr su cometido en el debate electoral y mantener el poder local para poder tapar todas las barbaries y actos de corrupción de quienes rodeaban el gobierno de Joao Herrera Iranzo, entre estos Rosa Madera Sánchez, Jairo Garzón Rocha, Tulia Mosquera, Alba Olaya de Herrera, Joao Herrera Olaya, entre otros.

Ante la retina pública y que mucha gente que conoce mi actuar dentro de la investigación periodística logré presentar ante las autoridades judiciales muchas denuncias de índole penal, disciplinario y administrativas, y esto mantenía preocupados a muchos sectores políticos y el gobierno de Joao Herrera no era la excepción a sus inicios de su mandato y que de seguro repercutían en su actuar político dentro del debate por la alcaldía de Soledad.

Posteriormente el señor alcalde Joao Herrera Iranzo, me solicitó que lo asesorara y/o orientara en algunos temas dentro del marco de la función pública, por mis conocimientos en la temática pública desde la óptica profesional y fue así como logré orientarlo en muchos temas y procedimientos inequívocos en su gestión gubernamental, dejando bien claro que no mercantilizaba mis procesos e investigaciones que había adelantado e instaurado ante la Fiscalía y Procuraduría.

Por informaciones extraoficiales conocí de sus molestias por mi ardua crítica a la campaña o mejor a la candidata de su gobierno Beatríz Barraza, que para mi concepto era un parapeto o una marioneta que tendría que obedecer a todos los caprichos de quienes le impartirían ordenes y decisiones de gobierno y no era justo que una señora que toda su vida estuvo colocando sellos en una notaria fuera a dirigir los destinos del Municipio, esto enfureció a todo el grupo de sinvergüenzas que rodeaban al señor Joao Herrera Iranzo.

Posteriormente conocimos que en una reunión donde estaba Rosa Madera Sánchez, Jairo Garzón Rocha, la mano negra en el Hospital Materno Infantil de Soledad, Joao Herrera Iranzo, entre otros delincuentes de cuello blanco, el señor alcalde habría dicho que le había tumbado los candidatos que habían sacado a la luz pública y que le había hecho M… la campaña de Beatríz Barraza, quien duró escondida como tres meses y hasta había pensado renunciar porque la estaban metiendo en un problema e imponiéndola como candidata cuando elle no tenía ni el perfil y la experiencia en la función pública, en ese instante y en esa reunión el señor Joao Herrera Iranzo, habría dicho ” ese periodista nos está tumbando la campaña, es un tipo incontrolable”, en ese instante Habría dicho Jairo Garzón, “Yo me me encargo de él”.

En este orden de ideas y conociendo los antecedentes de Jairo Garzón, teníamos que andar prevenidos ante cualquier ataque sicarial.

Planearon asesinarme y ejecutarme el 11 de enero de 2019 y logré repelar el ataque

Desde el mes de noviembre nos percatamos de unos seguimientos en los alrededores de mi casa y lo confirmamos el 24 de diciembre cuando estando en la puerta de mi casa habían unos tipos en la esquina sospechosos, de inmediato saqué mi arma y la mantuve en una mochila a espera de cualquier ataque, al rato los tipos se fueron y de ahí tomé las precauciones el caso, por consiguiente siempre andaba con mi arma para defenderme de cualquier atentado contra mi integridad y la de mi familia.

El 11 de enero de 2019 cuando visitaba a mi hijo, y esta es una información que no habla hecho pública por razones obvias, estando en una tienda atendiendo a mi hijo de algunas necesidades me percaté de una moto que pasó sospechosamente, pero con anterioridad había conocido que tipos armados habían estado rondando el sector, pero no tenía claro si era en busca mía, como en efecto sucedió.

Al rato vi llegar a un tipo a la esquina de donde yo estaba y entabló conversación con una mujer en términos de 5 a 10 minutos, instantes más tarde observé por medio de la sombre de un árbol el visaje del tipo, cuando me percato bien el sujeto estaba sacando un revolver calibre 38 pavonado y se dirije hacía mi, estando el niño a mi lado, logré reaccionar apartando al niño de la linea de fuego y desenfundo mi arma antes que el tipo accionara la suya, pero lamentablemente o por la voluntad de Dios tenía el arma con el seguro y no pude impactar al sujeto, en ese momento el niño grita” están atracando a mi papá”, mantuve mi arma apuntándole al tipo y éste cogió al niño por el cabello como escudo y retrocede, en segundos el niño se le suelta y es cuando le sacó el seguro al arma y el tipo iba corriendo con el revolver en la mano, alcanzo a hacer dos disparos y como que uno de los proyectiles impacto en su pierna y el sujeto cae en una esquina, para fortuna del tipo un taxi lo estaba esperando en la esquina como parte del operativo y lo recogió sacándolo del sitio de los hechos.

En las averiguaciones hechas conocimos que el sujeto era el mismo que había estado semanas antes en mi búsqueda para asesinarme y no me había encontrado.

También tuvimos información que un alto o alta ejecutiva del Hospital materno Infantil de Soledad y seis concejales de Soledad para la época de los hechos, los habían contratado con la complicidad de una mujer residente en Costa Hermosa y algunos lideres comunales de Soledad 2000, quienes habrían traído a los tipos para que conocieran donde vivía e hicieran el reconocimiento respectivo.

Como habrían planeado privarme de la libertad mediante una plataforma económica y estructural

Después del atentado del cual fui víctima y presenté las respectivas denuncias y ampliación de las mismas, pero no alcance a vincular a los posibles determinadores quienes pretendían asesinarme y poder callar a quien tanto daño les estaba haciendo en el ámbito político en sus intereses de poder, sabía que me andaban haciendo seguimiento porque volverían a intentar asesinarme, pero no habían encontrado el camino y comenzaron a armar la estratega de como privarme de la libertad.

En nuestras investigaciones que hoy podrían argumentar el plan montado, dejarían de manifiesto que buscaron la forma de privar de la libertad a alguien muy cercano y de mi entera confianza liderado por un sector político del cual también habría hecho parte Jairo Garzón Rocha, Rosa Madera Sánchez, posiblemente el señor Joao Herrera Iranzo, y el señor David Rojano Cantillo, quien fungió para la época de los hechos como investigador judicial de la Fiscalía Primera Especializada, ante el Gaula.

En tal sentido planearon dar con la captura del amigo y dos personas más sobre unos hechos que no estaban plenamente identificados sobre unas exigencias económicas prácticamente subjetivas de una acción punible.

El señor Jairo Garzón Rocha, quien manejaba las finanzas al parecer del Hospital Materno Infantil de Soledad, siendo su compañera sentimental Rosa Madera Sánchez, la gerente, se diseñaron todos los procedimientos del caso para armar los montajes según las investigaciones adelantadas.

Posteriormente como no existía una prueba reina buscaron a través de la abogada contratada para los servicios de la defensa y por respeto a su memoria no las mencionaré, se mantuvo siempre muy nerviosa como si algo o alguien la estuviera presionando, claro está no habría aguantado la tentación del ofrecimiento hecho y vulnerar su ética profesional como abogada a la que le habrían ofrecido supuestamente cerca de 20 millones de pesos para que lograra que los señores aceptaran una responsabilidad que no estaba demostrada y llevarlos a un preacuerdo dizque para salir rápido del asunto, no cayendo en cuanta que el compromiso de la torcida abogada era ese cometido, para dejar por hecho lo que no estaba plenamente demostrado, a sabiendas que tarde que temprano se iba a descubrir que había sido supuestamente sobornada y esto acababa con la acción penal por fraude procesal, al igual podría terminar privada de la libertad y su tarjeta profesional suspendida ante el consejo superior de la Judicatura.

Pero fue tanta la presión que ejercieron sobre ella que la susodicha abogada que terminaron provocándole un infarto que segó su vida y que todavía no descansa en paz hasta tanto no se revele esa verdad.

En este orden de ideas los señores Jairo Garzón Rocha, Rosa Madera Sánchez, Joao Herrera Iranzo, David Rojano Cantillo, entre otros, buscaron por todos los mejidos vincularme a los hechos en relación, siendo así que aprovecharon un distanciamiento con mi esposa para armar los montajes que conllevaran a privarme de la libertad.

En la Foto se ilustra a Jairo Garzón Rocha, David Rojano Cantillo y su esposa Gladys Otálvaro Botero

En dos allanamientos ilegales que le hicieron sin ninguna orden de una autoridad competente, en este caso por parte de la Fiscal Primera Especializada, quien la solicita y la ordena un juez de la República, llegaron en busca de mi CPU, que en todo caso lo que contenía era documentos de mis investigaciones periodistas y las noticias que subo a mi portal web.

En ese procedimiento estuvo presente el señor Jairo Garzón Rocha, un delincuente de cuello blanco de tiempo completo investigado por robo de tierras con la señora Rosa Madera Sánchez, y que están convencidos que con la plata que se habrían robaron al parecer del Municipio y del Materno Infantil, supuestamente con fundaciones de papel y empresas de fachada pretenden comprar a todo el mundo incluyendo a las autoridades judiciales.

En tal sentido prácticamente con presiones y amenazas pretendían que les entregara la CPU cuando se había perdido en una mudanza, la tildaron de cómplice y la amenazaban con meterla presa y de obstruir la justicia, que tal, delincuentes con uniformes y ansias de poder, fue así como le hicieron firmar una acta donde se dejaba constancia se había perdido, pero la intención era otra y aprovechando la ingenuidad en estos asuntos la hicieron firmar el acta en varias oportunidades y hasta la hicieron ir al Gaula para poder grabarla y ratificar que había llegado por sus propios medios a presentar unas declaraciones que nunca existieron.

En la foto se ilustra a Jairo Garzón Rocha, Rosa Madera Sánchez y Gladys Otálvaro Botero

Sobre estas actas habrían montado unas declaraciones falsas y la hicieron pasar como un testigo clave en la investigación armada y montada por estos señores, apartes de esa declaraciones falsas de las cuales mi esposa no sabía y tan solo se enteró después que ya me habían imputado cargos y que era su objetivo porque así me sacaban del debate político y de mis actuaciones jurídicas.

A mi esposa le colocaron que habla sido testigo de entrega de dineros en sobres de manila en varios centros comerciales, lo que es completamente falso.

Le colocaron que yo era el autor intelectual de los hechos en mención y que había sido testigo de la entrega de 50 millones de pesos por parte de la directora del Departamento Administrativo de Medio Ambiente de Barranquilla, Jackeline Reina Senior, lo que es completamente falso.

Al igual que utilizaron y le cogieron la firma a mi cuñado quien laboraba en el Hospital Materno Infantil de Soledad, valiéndose de esta vinculación contractual, habrían utilizado alguna de sus patraña delincuenciales propia de bandidos y corruptos y lo registraron como otro testigo clave en el proceso, colocándole en las declaraciones que yo era’ paramilitar’, dejándolo en evidencia de una falsa denuncia con estos montajes y buscar a futuro una responsabilidad que no existe. Desde la óptica penal se estaría incurriendo en delitos graves como fraude procesal, concierto para delinquir, falsedad ideológica, falsedad en documento público, suplantación de identidad, entre otros.

En este orden de ideas e inmediatamente se conocieron de estos montajes mi esposa y mi cuñado presentaron sus respectivas declaraciones extra procesales juramentadas ante notaria desvirtuando las declaraciones falsas montadas por los señores Jairo Garzón Rocha, Rosa Madera Sánchez y David Rojano Cantillo, quien fue desvinculado como investigador judicial de la Fiscalía Primera Especializada y del Gaula de la Policía.

En nuestras indagaciones y con el fin de saber como y con quien fueron armados estos montajes logramos identificar a la esposa del señor investigador judicial de la Fiscalía Primera Especializada, David Rojano Cantillo, la señora Gladys Ximena Otálvaro Botero, quien fue vinculada al Hospital Materno Infantil de Soledad, en calidad de contratistas en el Call Center y posterior en la dependencia de facturación en el Materno de Villa Estadio, desde el 04 de diciembre de 2018 hasta el 31 de enero de 2020.

Con esto estamos demostrando que el señor David Rojano Cantillo, recibió beneficios por haber manipulado los informes de la Fiscalía Primera Especializada, para llevar a incurrir en un error a la fiscal y con estas declaraciones falsas fabricadas y montadas me privaran de la libertad.

Gladys Otálvaro Botero, esposa de David Rojano Cantillo, laborando en el Hospital materno Infantil de Soledad, sede de Villa Estadio.

Al igual podríamos señalar con estos hechos que el señor David Rojano Cantillo, habría sido sobornado y asimismo estaríamos frente otros de los delitos como cohecho, dar u ofrecer, lo que también se constituye en una falta gravísima a titulo de dolo de índole disciplinario que la Policía Metropolitana de Barranquilla, tiene el deber moral y jurídico de investigar, debido a que ya fue presentada la respectiva querella disciplinaria ante asuntos disciplinarios de la Policía Metropolitana de Barranquilla, como también ante la Fiscalía General de la Nación, de estos hechos y de este material probatorio también tiene conocimiento la Fiscal Primera Especializada, la doctora Claudia Trejos Morales.

Gladys Otálvaro Botero, en el Hospital Materno Infantil de Soledad, evidencia de su vinculación contractual.

La Fiscalía General de la Nación, adelanta la respectiva investigación por las amenazas suscitadas por los señores Jairo Garzón Rocha y David Rojano Cantillo, al señalar ante una tercera persona que apenas lográramos la libertad íbamos a ser asesinados porque ya estábamos pagos, por cierto hicimos llegar ante la presidencia de la República estas denuncias y ante la Procuraduría General de la Nación, quienes oficiaron a la Fiscalía Seccional del Atlántico y ante la Policía Metropolitana de Barranquilla, más específicamente ante el Gaula para que adelantaran las respectivas investigaciones.

Glady Otálvaro Botero, esposa del investigador judicial, David Rojano Cantillo, lo que podría demostrar que se benefició de los montajes con la vinculación de su compañera sentimental.

De esta manera colocamos en conocimiento ante la opinión pública estos hechos con las pruebas y las argumentaciones que hemos logrado investigar y demostrar como un investigador judicial como David Rojano Cantillo, habría participado en los montajes y fabricación de falsos testigos con declaraciones falsas para privarnos de la libertad y si algo me llega a pasar a mi y a mi familia la responsabilidad recae sobre Jairo Garzón Rocha, Rosa Madera Sánchez, Joao Herrera Iranzo, David Rojano Cantillo y otros.

Acciones penales y disciplinarias contra Jairo Garzón Rocha, Rosa Madera Sánchez, Joao Herrera Iranzo y David Rojano Cantillo.

Contratos de Gladys Otálvaro Botero, esposa de David Rojano Cantillo, en el Hospital Materno Infantil de Soledad.

Relación de contrato de Gladys Otálvaro Botero, enero de 2020, en el Hospital Materno Infantil de Soledad.
Vídeo donde ilustramos la vinculación de la señora Gladys Otálvaro Botero, esposa del investigador judicial, David Rojano Cantillo, quien se habría constituido en el filtro en la Fiscalía Primera Especializada de Jairo Garzón Rocha y Rosa Madera Sánchez.

Total Views: 34 ,
Portal Informativo LaCarreta