Separación de bienes y cuerpo entre Sergio Barraza Mora y Eduardo Pulgar Daza, provocaría salida de Aida Ojeda

Comenzaron a moverse las estrategias para sacar del cargo a la secretaria de educación de soledad, la licenciada Aída Ojeda Vega y provocar la salida de Alcira Sandoval Ibáñez.

De buena fuente conocimos que el plan para sacar a la secretaria de educación Aida Ojeda Vega, fue filtrar ciertas informaciones que tienen que ver con la asignación de cupos educativos a instituciones que no están funcionando opero si están contratadas a través del banco de oferente lo que se constituye en una acción punitiva en apropiarse de unos recursos del Sistema General de Participaciones a través de terceras personas, en este caso por intermedio de algunas instituciones que no está en funcionamiento para prestar un servicio educativo, entonces como lo hicieron?, habría que preguntarles a los carteles que direccionan etas contrataciones y a su vez costriñen a los propietarios o rectores para exigencias económicas por la asignación de estos contratos.

Conocimos que la estrategia habría sido admitida con el dedo arriba para su ejecución y desembolsos correspondientes para justificar la terminación del matrimonio que parecía indisoluble entre Sergio Barraza Mora y Eduardo Pulgar Daza, pero habría buscar el mecanismo para provocar la salida de la secretaría de educación Aida Ojeda Vega, sobre quien o quienes el señor Eduardo Pulgar Daza, habría autorizado supuestamente a la señora Alcira Sandoval, su subalterna de mayor confianza.

En contexto se produce la separación o división nupcial del matrimonio que mantuvo anclado a Sergio Barraza Mora y a Eduardo Pulgar Daza, al presupuesto de Soledad y al Banco de Oferente para contratar los cupos educativos con los colegios privados, ‘el gran negocio’, que produce mayor rentabilidad que el Banco de la República.

De estos carteles que criminalizan la educación de Soledad, hacen parte dirigentes políticos, diputados, concejales, exconcejales, exalcaldes, excandidatos a la alcaldía, fuerzas oscuras que operan como la oficina de envigado, son los responsables de los cobros, convenios de pago y presiones para el cumplimiento de las cuotas a pagar.

Igual están inmiscuidos exconcejales y dirigentes políticos que no tienen colegios pero si contratan una cuantía considerable de cupos educativos para ofertarlos al mejor postor, es como una bolsa de valores.

LA RUPTURA MATRIMONIAL ENTRE SERGIO BARRAZA Y EDUARDO PULGAR TENDRÍA CAUSALES DE INFEDILIDAD POLÍTICA Y CON ELLO LLEGARÁN LOS CONFRONTAMIENTOS POR EL PODER

Con las investigaciones que se puedan suscitar por el nivel de corrupción en la contratación de los cupos educativos a través del Banco de Oferente coloca en la silla del parque a la licenciada Aida Ojeda Vega, el Florero de Llorente, la principal ficha a mover para que fluya de una manera justificada la salida de Aida Ojeda de la secretaría de educación, y con ella otros secretarios más, entre estos, el de cultura y los representados de los concejales que votaron negativo a la modificación de la Ley 550, estrategia de Eduardo Pulgar para seguir engrosando no la bolsa de valores del Municipio, sino la bolsa de deudas sin tiempo predeterminado para sus pagos a proveedores y contratistas, como también las contingencias.

Ahora mirándolo desde otra óptica el ingreso de deudas a la Ley 550 se puede convertir en otro gran negocio que colocaría en desventaja a los contratistas y proveedores quienes tendrán que aceptar las condiciones de negociación de Eduardo Pulgar Daza, para no insertar sus compromisitos en la Ley 550 y establecer el porcentaje contractual acordado para los desembolsos.

Con este divorcio las rentas serán repartidas y las cargas burocráticas disminuidas para el diputado Sergio Barraza. que como alternativa y estrategia política tendrá que irse a la pelea con sus aliados entre estos los concejales electos que respaldaron su proceso político a la Asamblea del Atlántico.

Sergio Barraza Mora, como fuerza política tiene a su lado unos seis concejales que él financió prácticamente para que se eligieran, pero no le alcanza para hacerle contrapeso a Eduardo Pulgar en el concejo de Soledad, que cuenta con 11 votos a favor incluyendo el del señor Joao Herrera Iranzo, que puede ser un voto regalado de rechazo a Sergio Barraza Mora, que siempre fue su contradictor como alcalde de Soledad, y esto lo constituye en el Yoli y ficha a favor de Eduardo Pulgar Daza.

De ahí que la escasez de cagas burocráticas en la administración de la señora Alcira Sandoval Ibáñez, no mantiene contento a los concejales que estarían en la mayoría, es decir, acompañando las acciones de Eduardo Pulgar Daza y su subalterna de mayor confianza Alcira Sandoval Ibáñez.

Tendrá que negociar con cuatro inconformes y brindarles cargas burocráticas y contratos en el Municipio de Malambo para poder conformar una mayoría que le haga oposición a Eduardo Pulgar Daza, en el concejo de Soledad, y de tal forma bloquear todas sus acciones representadas en Alcira Sandoval.

Los coletazos del Huracán Pulgar causará grandes estragos políticos en la ciudad, teniendo en cuanta que una de las más fuertes fuentes de financiación para su proyectos es la secretaría de educación, cartera que ostenta desde la administración de Rodolfo Ucrós Rosales, con grandes dividendos y con la salida de Aida Ojeda Veda, le crearía un enorme hueco fiscal.

A todas estas Eduardo Pulgar Daza, que sabe que el municipio está quebrado y que solo tiene políticamente que ejercer acciones que le permitan elegir senado y cámara para el próximo debate electoral al congreso, logrado este objetivo negociaría el cascaron que queda de Soledad y le quitaría el sofá y el confort a la señora Alcira Sandoval Ibáñez, sobre quien ya tiene planes, o resiste las presiones y entienda que ‘el capo soy yo’, ‘el que manda soy yo’, ‘el que dá las ordenes soy yo’, se podrá mantener en el cargo, de lo contrario es mejor que vaya pensando en renunciar.

Total Views: 1302 ,
Portal Informativo LaCarreta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *