Ya Char no será D’ Artagnan: Alfonso Camerano

408 Vistas

A propósito del segundo anuncio de la candidatura de Alex Char a la Presidencia de la República nos viene a la memoria la historia de Alejandro Dumas, con sus 3 – que terminaron siendo 4 – mosqueteros, y su grito de combate “D’Artagnan al ataque”, que se impuso al de “uno para todos y todos para uno”.

Sabe el candidato Char que no será el escogido a la Presidencia dentro de una coalición más cachaca que costeña, con postulados de escaso ascenso nacional, portadores de un discurso vacuo, sin propuestas a los problemas de la gente común y corriente.

Haber decidido integrar el pelotón de un tal “Fico”, el “canillón” Peñaloza, y un Echeverry que presentan como “ex ministro”, lo hace a sabiendas que son puro “paquete chileno”, donde él podría tener mejores réditos mostrando la gestión urbanística en Barranquilla, que no le alcanzaría a catapultarse a ninguna parte, a no sea a las cuadrillas que dirigen el resto de departamentos del Caribe Colombiano.

El Comité de Aplausos a este paso en falso, inoportuno e innecesario, lo conforman las “bellezas” de los jefecillos del resto de los departamentos de la costa norte que ven la candidatura de Alex Char como la aparición de la Virgen, justo para financiarse la campaña a Congreso de la República, y negociar “en bloque” burocracia y contratos.

Si por alguna razón la derecha no se maquillara con los compañeros de pelotón de Char, y se inclinara por los que escoja el Centro Democrático en esa elección interna que hará de su criatura legítima en cabeza de doña Cabal o de la niña Paloma o don Zuluaga, la situación todavía sería más ridícula, ya que la máxima aspiración se convertiría en reeditar la “vice”, para alguien de su casa política, pudiendo reeditar el fracaso con Vargas Lleras.

Se aproxima más la candidatura de Alex a la de Evaristo Sourdís en el año 70 dirigida a minar la fuerza electoral del General Gustavo Rojas Pinilla en la Costa Atlántica y montar, con “chocorazo”, al impopular candidato del Frente Nacional, Misael Pastrana Borrero.

Hasta los más obsecuentes medios de prensa de la Región no pudieron callar ese símil histórico, dada la indudable fuerza electoral de Gustavo Petro en los 8 departamentos, que ven la postulación del candidato Char, como instrumento de intereses de una derecha disminuida y desacreditada que no tiene cómo ganar la partida en el país, y acude a quien hubiera ganado mucho más pasando de agache o matricularse en la fuerzas de Centro izquierda, sin culillo, como lo hizo su padre, don Fuad, cuando fue aliado de la AD-M19, y eligieron al cura Hoyos en la Alcaldía de Barranquilla y a Gustavo Bell Lemus, en la Gobernación del departamento del Atlántico.

Al decidirse por la coalición de la experiencia, se pone a la derecha de la centro derecha, que representa con mejor tacto, Alejandro Gaviria, quien rompe con el Partido Liberal de Cesar Gaviria y sus hijos; descarta la Coalición de la Esperanza, que lleva a Sergio Fajardo y a Juan Fernando Cristo, más cercanos al Partido Verde; o haber intentado la del joven brillante, ex senador y ex gobernador de Nariño, Camilo Romero, que se abre del Verde y compite en el Pacto Histórico, pero no, se decidió por quienes solo lo utilizarán a un alto costo para después sacrificarlo.-

Definitivamente, Alejandro Char no será D´Artagnan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + quince =

Entrada siguiente

Iván Zuluaga la representación del Centro Democrático a la presidencia en el ocaso de Uribe

Lun Nov 22 , 2021
Álvaro Uribe Vélez, movió el ajedrez y montó de candidato a la presidencia de Colombia, a su proahijado Iván Zuluaga, por el Partido Centro Democrático. Con Iván Zuluaga, terminará su historía política en Colombia y tendrá que exiliarse como amenazado político para evadir la justicia nacional e internacional.